Aunque ya sé que muchos diréis: “ya ves, que por lo que cuesta un kebab… no vale la pena ni...